15 abr. 2013

LA YAMAHA SPECIAL DE CRES

 
 
 
 



Si tuviéramos que hacer un resumen de la modificación de esta moto, seria muy sencillo, escribiríamos algo así:

  • Desmontar moto tornillo a tornillo.
  • Guardarlo todo en una caja.
  • Limpiar todo….hasta el último recodo del motor.
  • Pulir prácticamente todo.
  • Pintar.
  • Fabricar asiento.
  • Montar.
  • Tirar todo lo que quede en la caja….ni sirve…ni servía.

La moto una Yamaha special 250cc, estaba de origen y aunque andaba, algo había que hacerle, así que se empezó desmontando la moto por completo, y cuando decimos por completo queremos decir que hasta de desmonto la relojería para ajustarla y limpiarla por dentro.



 

Con todo el material en el suelo, se empezó por el chasis, que se recorto y se le dio forma para poder encajar el guardabarros con la forma e inclinación deseada, una vez pintado en negro brillo, se aprovecho para hacer un soporte mas resistente a la matricula y cambiar el piloto e intermitentes.







 
El motor se desmonto, se ajusto, se le cambiaron juntas, que por dificultad a la hora de encontrarlas, se hicieron a mano, y ya puestos y para que quedara bonito se pinto en negro mate reservando la cara externa de las aletas para que se vieran en color aluminio y que hicieran juego con las tapas pulidas al brillo.

 
 
 

En la parte frontal pocos cambios salvo la pintura de las botellas y tijas, se mantiene el foco de origen, pero se cambian los intermitentes, y se han rebajado y pulido las manetas de freno y embrague. Y como ya decíamos antes se ha trabajado mucho en la relojería para dejarla como nueva.

Las llantas de han pintado en negro mate ultra compacto, tanto aro, como radios y buje.

Con el tema de los escapes se han hecho varias pruebas, intentando eliminar el silbido característico que y  tienen estas motos, pero sin montar un escándalo demasiado grande, por lo que al final se le ha montado una de las colas de una Sportster, con la sorpresa de que el sonido ha quedado guapísimo.

 



Se le ha fabricado un asiento, recto, corto y plano, pero muy cómodo ya que tiene un relleno de dos espumas diferentes, y un acabado en plástico para que el agua que entre por las costuras no moje las espumas, el remate a sido el tapizado en polipiel negra con costuras interiores.

 




Para el depósito se ha optado por dejar el modelo original, pintado en negro brillo y decorado con unos scallops a cada lado en metal flake plateado, fileteado con color blanco aplicado a pincel.


 



Algún detalle mas como el cambio de la amortiguación trasera, las tapas de una Yamaha special clasic pintadas en negro mate, rematan esta moto.
 
Así con la moto acabada y habiendo desmontado hasta la ultima tuerca, solo queda una cosa….rezar para que arranque!!!!....es broma, arranca, suena muy bien, corre que se las pela y encima es bonita…o no? Que opináis.




 
 





PRANKED BIKES

No hay comentarios:

Publicar un comentario